Apostamos por la agricultura sostenible implementando el sistema de cultivo hidropónico

Como una de las empresas más innovadoras del sector hortofrutícola español, diariamente mostramos nuestro compromiso con la agricultura sostenible, garantizando con nuestra inversión de 1,1 millones de euros en I+D la calidad de los productos elaborados, respetando al máximo el entorno. Nuestro mercado se extiende desde España a gran parte de Europa, Golfo Pérsico y Canadá, y disponemos de 6.400 hectáreas de cultivo, ubicadas en su mayor parte en Pulpí, Almería, considerada una de las zonas más secas de toda Europa. Es por ello que siempre hemos mostrado nuestra preocupación e interés por el ahorro del agua y la inversión en los sistemas de riego más eficaces. En este sentido, hemos implementado ya el sistema de cultivo hidropónico en 40 Ha al aire libre y 20 Ha en invernadero. Este sistema basado en cultivar plantas usando disoluciones minerales en vez de suelo agrícola, garantiza un producto más limpio con menor daño en las hojas y mayor vida útil.Al recircular la solución nutritiva se consigue reducir los consumos de agua un 50 % y fertilizantes un 20%. Asimismo, facilita la plantación y cosecha en cualquier condición meteorológica y elimina las desinfecciones de suelo, reduciendo la cantidad de fitosanitarios aplicados al cultivo. El sistema hidropónico permite recoger todo el agua y los nutrientes que no consume la planta, de forma que es reciclada y se puede volver a utilizar. Además, al no estar la planta en contacto con el suelo, un terreno que en principio no es apto para cultivo se puede aprovechar. Es posible colocar el cultivo a la altura más idónea para el trabajador a la hora de plantar y cosechar, permitiendo a su vez distintos tipos de cultivo en un espacio muy reducido. El compromiso tanto con las técnicas de cultivo como con los procesos productivos es clave para afrontar los retos alimenticios de las próximas décadas. Es necesario buscar sistemas más resilientes, productivos y sostenibles que hagan frente a los efectos adversos del cambio climático respondiendo a su vez a la demanda de una población que superará los 9.600 millones de personas en 2050. Para garantizar el bienestar de los ecosistemas y de la población rural en este transcurso, seguimos innovando en nuestros sistemas de producción con campos de ensayos donde desarrollamos más de 350 variedades, garantizando el control de trazabilidad desde la semilla hasta el consumidor y reduce la contaminación con la gestión sostenible de los recursos hídricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos maracados con * son obligatorios