Cómo hacer pan de calabaza para Halloween
Cómo hacer pan de calabaza para Halloween

¡Se acerca la noche más terrorífica del año! Una de las cosas más interesantes de Halloween son las infinitas combinaciones de comida y creatividad. Las reinas de todas ellas son, sin duda, las que utilizan calabazas, y aquí te traemos una receta para aprovechar el relleno de aquellas calabazas que acaben en la decoración de vuestra casa o en las manualidades del cole.

¡La receta del pan de calabaza más auténtico!

Se trata de un pan dulce, con la miga dorada y la textura muy ligera. Si tienes invitados en Halloween, acertarás seguro.

Ingredientes:

–          500gr de calabaza.

–          500gr de harina de fuerza.

–          2 cucharaditas de sal.

–          2 cucharaditas de levadura seca (de panadería). Si no tienes, usa 15 gr de levadura fresca.

–          2 cucharaditas de miel.

Preparación:

En una cazuela, hierve agua y la sal. Añade la calabaza y deja que se cueza a fuego lento durante 20 minutos. Al finalizar, escurre la calabaza y no tires el agua.

Lo primero de todo, es triturar la calabaza. En un vaso, añade 60ml del agua que has reservado de la cocción y mézclala con la levadura seca. A los 5 minutos ya debería estar disuelta, y será entonces cuando añadas al vaso la miel y lo remuevas todo.

En un bol, mezcla la harina y la sal y deja un agujero en el centro. Echa en él la mezcla de agua, levadura y miel, y encima añade la calabaza. Mézclalo todo bien hasta que hayas formado una masa esponjosa. Es posible que necesites añadir alguna cucharada más de agua (siempre utilizando el agua de la cocción).

Cuando termines, añade un poco de harina en la superficie y amasa la mezcla. Conseguir una masa elástica y homogénea te llevará unos 10 minutos. Después, déjala reposar tapada con un paño de cocina o un poco de film transparente durante una hora y media. Al terminar este tiempo, golpea la masa para desinflarla y espera 10 minutos más.

El siguiente paso es darle la forma de pan redondeado. Unta un poco de aceite en una bandeja y métela al horno tapada con un paño. Después, espera durante una hora más. ¡En ese tiempo doblará su tamaño!

Finalmente, precalienta el horno a 220º y mete la masa durante 40 minutos. Comenzará a adquirir un tono dorado y, si golpeas su base, sonará a hueco. Al sacarlo, utiliza una rejilla metálica para dejarlo enfriar y ¡ya tienes pan de calabaza, que lo disfrutes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos maracados con * son obligatorios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies